21.9.14

Despejar tanta crueldad

Carta 1.

Adentrarse en el misterio, no significa resolver nada. Lo que resolvemos está ahí siempre resuelto frente a nuestra boca.
En cinco pasos nos entremezclamos.
Los geranios aguardan en silencio. El sol se ha negado a detenerse.
Y si te veo soy puro  asombro, como cuando uno es chico y se percataba de estar levitando.
Voy a estirar el brazo, a no entrecerrar los ojos.
Voy a no esquivarme tanta casualidad.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario