13.3.14

Porque sí, de forma inapelable.

Quiero verte a cielo abierto. Estoy acá inventando que te busco.
Es vital volver a dar con sus ojos entre tanto.
La única regla consiste en no disculparse. Se puede aprender a tropezar con gracia.
Creerse el absoluto interlocutor y dar pie sin tempestades.
Quizá haga falta averiguar el nombre de todas las mariposas. Descifrar su trayectoria. Reconocer algún antídoto.

No existen instrucciones para esto .


.



No hay comentarios:

Publicar un comentario