11.11.17

¿hay algo que recordar?

.


El misterio
quizá no se encuentre en las estrellas
sino en aquel ser que levanta la cabeza para mirarlas
entre abriendo su boca
saludando, lejísimos




.

10.10.17

trópico azul


Te acercas y la piel me delata
se me olvida tu nombre
viajo en tu acento
construyo lo inexistente.

Luego
estoy más sola que cuando esperaba
tu presencia
detesto desprenderme del ritmo
con el que está cosida tu ropa.

Decir adiós
en el pasillo
decir adiós.

Parpadear demasiado
dar paso en la calle
saber que no me seguís
quedarme en el silencio de tus palabras.



.





9.10.17

tu boca cerrada

El espacio vacío en el que las cosas se internan. Cercanas, fugaces.
El viento es solo un tránsito acelerado de las sombras.

Cada paso.
Hacia una nada restringida.

La materia se deshace simple.
Se escapa la decisión.
Se escapan los ojos.

Pero no me escapo yo con ello.

25.9.17

hay puntos exactos

¿Hacia cuál dirección se ven atraídos los objetos?
En qué posición colocarse en relación a ellos.
¿Hace falta acomodarlos?

Hacia dónde mirar en tanta conmoción.

La brújula da validez a todos los puntos cardinales.
Pero el magnetismo es otra cosa.

2.8.17

foto: mariana delgado sáenz.


 Miramos un rato
le dí fuerza
 mostró su fragilidad
descubrió la mía

.


24.8.16

un día de azul

 Abrazamos por dentro al sonido del agua. Un susto gesticulado hasta los ojos, de tantos enviados al olvido. Nosotros volviendo con un puñito de arena, explicándonos que un universo nos contiene, y esas partículas entregadas con muchísimo cuidado sin darnos cuenta, lo son todo.

25.4.16

magnetismos

Era quizá haber llegado distinto. Necesario como esa sensación creada por el reloj , si lo viésemos dar vuelta en sentido contrario. No se había  roto el tiempo. Lo único que podía comprender era la regularidad con la que los pies tocan el piso. Y saber que ni la tonalidad mas grave implicaría alguna desgracia.

23.4.16

Cuantos saltos




Cuantos nombres poco articulados a la boca, cuantos latidos por segundo en el corazón  habitado. Entonces recostarse a algo, acurrucarse un poco.  Verse , veme  para verme. Cuantas preguntas. Cuanta travesía muda. Cuanto alcance debajo de los parpados.
La plantas han sabido siempre crecer como si nada. Dónde todo importa.
Hasta cual parte del cuerpo habita la esperanza. Cómo mirar bien, cuando todo el asombro lo estrujas a un suspiro.  Los espacios silenciosos están en medio de los cuerpos.




.

26.2.16

Nada va hacia atrás.


No todos los rastros deben de ser nuevamente convocados. Hay miradas intactas y en suspiro que después de meses, tendría que aprender a desdibujar. ¿Cuál es la parte adentro en la que guardamos este tipo de inverosimilitudes? Parques en abandono, esas orillas de los no encuentros, parques que no vuelven si no existen los pasos. Y uno con las señales de todos sus barcos. Queriéndose mar.

23.2.16

Tristán Narvaja y Colonia







Entre tantos libros un poema suelto, uno de palabra.
Sin revestirse en caso de sombra. Irse y  regreso.
Pulir los ojos con la intención de uno mismo.
Temblar y que se nos note.
Esa formación de cristales brotando cual hojas. Todas las figuras que colgamos al sol.
¿Quién nos atraparía sonriendo?
El tipo que sube al autobus a vendernos sus amables objetos: medias, postales, o pequeñas agujas para destapar parsimoniosa-mente  los orificios de las cocinas de gas.

Regreso a tus encharcados ojos de mar.
Ahora estoy acá sin imitar ningún movimiento. Y qué podríamos con certeza conservar.
 No resulta correcto repetir lo que dijiste. Los asombros saben gesticular solos.

29.3.15

La poesía es el acto.



Hay un eco en estos ojos,
si no dan en vos.
El suave remolino 
con que se elevan las hojas.
Intento remendar  vacío 
buscando en dirección al sol.
Ahora creo en el vértigo 
que tienen las hormigas
cuando anochece.

.
 

26.2.15

18.2.15

último paso - primer paso


Ahora me sitúo acá, bajo el cielo plagado de estrellas que olvidamos existen.
Estoy llegando y soltando.  Aguardo, a mitad de los ojos de lo incierto. Y aún no sé, si todo va a comenzar, si todo va a acabar.

6.2.15

quise


El eco del sol, su gesto.
La ausencia de alguien que observe muy de cerca.
Una plegaria hecha en diagonal.
La voz por la que se reparten los reflejos.
Ese abrazo contenido.
Esas explicaciones demás.

¿Cómo hago para encontrarte?
Si te siento pasar aunque no gire para ver.
Y me disuelvo en esta búsqueda



.

4.2.15

.




   quiero un día tus ojos dentro de mis ojos
 y quedarnos viéndonos así
 sin necesitar escape  




.

26.11.14

No dejes que se adhiera a los párpados el miedo.

Carta 5

Continuar tendría que configurarse con un paso después de otro o andar descalzo sin que importe. Dejar que el sauce sea sauce y llore cuanto quiera. Que el viento atraviese cada partícula de nosotros. Estoy con el sol. Como estrella que no conoce aún su extinción.

13.10.14

Esta no es exactamente mi intención.

Carta 3,

Es otra.
Es de cerca.
Es de recorrido.
Es de palabras precisas  y boca.
Es de  gesto dando justo en este espacio vacío que envuelve.


.

1.10.14

A pesar de las flores.

Carta 2,
Un día me inventé que te quería. Pienso en que esta mudez lo es todo, lo contiene todo. De cuál manera defender tanto mundo invisible.

21.9.14

Despejar tanta crueldad

Carta 1.

Adentrarse en el misterio, no significa resolver nada. Lo que resolvemos está ahí siempre resuelto frente a nuestra boca.
En cinco pasos nos entremezclamos.
Los geranios aguardan en silencio. El sol se ha negado a detenerse.
Y si te veo soy puro  asombro, como cuando uno es chico y se percataba de estar levitando.
Voy a estirar el brazo, a no entrecerrar los ojos.
Voy a no esquivarme tanta casualidad.



.

5.9.14

Quedarse con tanta interrogante


Necesitaba un sí o un no contundente,una acción que no nos lastime.
Ningún fundamento, ni siquiera una excusa clara.
Se que ando por ahí queriendo perderme en ojos ajenos.

27.8.14

Invocación

Y si lográsemos alcanzar. Entregar  los latidos sin miedo. Habitar-nos de manera clara. Comprender la brisa. Perderse de cerca. No morirse de fijeza. Jugar a verse sin parpadear. Emprender un viaje. Que nos salve de cerca.




13.8.14



¿Y si nos vamos anticipando
de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza?


– Alejandra Pizarnik

26.7.14

Podes asomarte en rojo



 Ir. De pronto un rastro. Mas cierto que visible. Sabrá el corazón por qué de pronto latió tanto. Podría apostar haber pasado años así, a una esquina de encontrarnos. Pero algo de la velocidad nos hace trampa.  Me enteré con aquel semáforo del parque. Desconocemos al que pone las reglas.
Y si todo realmente sucede por algo, con cuántas agallas mirar  a lo desconocido.

29.5.14

acá hace falta algo

Ante  la sombra que nos persigue mientras dormimos,
ante la añoranza desconocida, la escultura osea de un decir
cada uno de sus gestos
el infatigable privilegio de  mirar


25.5.14

Preguntas desde la inexactitud



Cómo voy a aprender a descifrar lo que te dije solo con  los ojos.
Cuál es el peso exacto de una partícula de luz.
Adónde se dirigían los pájaros que vimos ayer.
Porqué luego no nos seguimos.


28.4.14

paranoia de infinitud

¿Y qué sería hacer? Si vivimos habitados por ese asunto invisible. Ese movimiento.Parece acomodarlo todo sin permitir pretextos. ¿Como nos veremos desde afuera? ¿Quienes creerán los otros que somos? Sí, ella pasa la  mayoría del tiempo conversando en invisible. Sí, me da la espalda, continua hablando. Pregunta, y yo ando en la torpeza de contestar a monosílabos. Comienza a morderse los labios. A reclamar, el uso mínimo que le doy a las palabras. Se queda sospechando.Calla. No quiere verme, pero lo intenta. El día que le mencione que no iba a volver, dijo que llovería. Y se quedo en el jardín, quieta. Atraviesa cada tanto la realidad y nunca nada se termina.


.

4.4.14

¿Confías en los desconocidos?

Aguacero, pelea de gatos entre tejados y sombra. Caja de música, sin figura que de vueltas incesantemente. Sólo vos.
 Y la avenida señalando ese camino.
 Los hechos cotidianos nos demuestran que la vida es insolentemente incierta. Un poco de ironía tapizada.
 Mira que lindo sigue lloviendo, te diría. Pero no estoy en escena. Ni siquiera una voz en off me nombra.
Pasas por una casa, te atrapa la melodía de un piano. Te quedas ahí, escuchando. De pronto silencio. Ese desconocido se asoma a la ventana. Clava los ojos justo a altura de los tuyos. Ráfaga de viento. El viento. Estalla el faro de luz de la acera contraria. El sujeto se asusta. Pero vos sólo vos, te quedas quieta. Hay pájaros adentro de una mirada.


.


19.3.14

24.42

El tiempo no existe. El invento fue de los escarabajos. Ellos tardan un año en salir de la tierra. No existe, es solo ese trayecto que le toma a la flor suspenderse entre el árbol y el piso. Es esta comisura de los labios.
Aeroplano de papel.  Lugar de quien escampa. Cada ansia  atragantada en el pecho. Ese ser conmovido por el pánico.
Acá en casa han comenzado a encender y apagar las luces cuando quieren. Sospecho puedan ser fantasmas. Esto es como andar desolado.
¿Quién ha dejado de creer en las palabras?
 Es aún de noche y el viento va arrinconando tanto suspiro.



.

18.3.14

Monólogo de una persona sin desesperación.

Ahora que intento hacer memoria,  no recuerdo. Qué pasó conmigo después de ese día.
Cómo salí de aquel  lugar.
Con cuánto descaro cariñoso  pude sonreír-le a esa mujer. Cuándo fue realmente la primera vez que cruzamos mirada.  Comencé a buscarte a deshoras. Y no sé si realmente  fue el corazón quien avisó antes, antes del asombro.  Antes de que yo supiera abrir, y mi boca de sorpresa.  Verte entre tanto, el alma.  Y ahora.
¿Cuál me dijo usted que es el limite entre un querer y otro?  ¿Qué día fue aquel en el que llovía sin tregua?¿Cuantas horas han pasado? ¿Cómo hiciste para olvidarme?
 Aún no me aprendo su nombre.  No existe evidencia de algún roce. Aún hay flores en el jardín. Ella contempla el universo desde afuera. Quién se atreve fantasma. No hay nadie acá.  Y se van incendiando una a una las luces. Tanta fosforescencia entre los ojos. Y nadie cerca.

Hay que volver a creer, como si existiera algún pretexto. O ninguno.
Abrir los ojos y parpadear como si navegáramos. Quitarse un poco de tanta luz ciega. Volver a creer sin escaeces de piel. Como si la invención del mundo fuera cierta, y lo sutil nos atravesara.


.



14.3.14

13.3.14

Porque sí, de forma inapelable.

Quiero verte a cielo abierto. Estoy acá inventando que te busco.
Es vital volver a dar con sus ojos entre tanto.
La única regla consiste en no disculparse. Se puede aprender a tropezar con gracia.
Creerse el absoluto interlocutor y dar pie sin tempestades.
Quizá haga falta averiguar el nombre de todas las mariposas. Descifrar su trayectoria. Reconocer algún antídoto.

No existen instrucciones para esto .


.



6.3.14

acto insólito 1


(

        A- Debe ser que pasamos tanto tiempo, que nos recordamos.
        M- Eso mismo pensé. Pero sin la mente
                                                                                      )

25.2.14

10.2.14

quiero cartas sin remitente





Y cómo enterarme si vos pasas cada tanto por acá . Si yo juego a la mudez conmigo. La mueca del tiempo paraliza. Ayer que puede ser hoy soñé verte.  Los lugares cambian poco.  Nosotras en cambio juraríamos cada día ser otra. Todo en off  menos su tacto. Al despertar lloré. Sí desconsoladamente . Sí es todo lo que no dije.  ¿Y qué es decir?  .  Llegas intentando abrirlo todo. Y al mismo tiempo negando cualquier acto.  Casi como una amenaza. La mueca del miedo. Tanto temor para salvarnos. Un océano.



.

2.2.14

Devenir



M- Quiero un día de quedar mirándonos fijamente. ¿Podes?
Q- El tiempo no existe.
M- ¿Será quizá por eso que no es necesario alcanzarnos?
Q- Puede ser.



.

(silencio)

9.1.14

Un día cualquiera sin retorno.

Después de comenzar a comprender que no había  nada de lo cual  poder adueñarse de veras, mas que de ella misma. Fue descifrando  los gestos y  miradas foráneas, que quedaban vibrando en su pecho.



16.12.13

.Un pájaro hizo escala eléctrica.



M - A partir de acá...
A - Tendría usted  que  aprender a nombrarme .
M- ¿Enamorarse cuando el corazón del otro se percate? No se pueden prever los giros.                         Entre extraños, el gesto comienza antes, por dentro.
A- ¿Quiere decirme que antes de todo está ahí todo?
M- Todo, pero la cabeza hace trampa.
-
 M- Lo torcido tiene algo de maldición bendita.  Uno es capaz de ver desde otro lugar. Hoy me estoy quedando sin orillas.  
 A- ¿Quién sos?


12.12.13

no cualquier alguien


Alguien pasa observandose por dentro. Alguien pasa, se conecta con su entorno que puede ser otro.
Alguien mira su refelejo, se desconoce. Alguien espera que alguien le suceda.


.

26.10.13

sembrar o llenar de estrellas


  Cualquier acercamiento es sin comprensión.
Hay demasiados objetos preciosos en el silencio.
¿Que será de los gestos?



.

24.10.13

Distancia inconclusa.




La vida plantea esa necesidad inevitable de otros. Ausencias rasgadas.
Pero esa  paradoja es capaz de disolverse.
Cada quien acepta sus fantasmas cuando crece. Dejan casi de importar.
Le estoy  abriendo la puerta a los miedos. Quiero oírlos confesar sus penas. Verlos irse.
Tendrá el tiempo la costumbre de habitar ese vacío.
El mar que lo es todo, sabe de eso.
Octubre llegó con  inquietud hasta los huesos. Duelen.
Sé. Pero quizá me engañe.
Algo está viajando de un cuerpo a otro.



.

23.9.13

a mitad





 Cuando la realidad conspira.
Y el misterio permanece con la boca cerrada.
Como viendome los ojos. Por dentro.




foto. mariana d sáenz

30.8.13

agosto

Parte de lo cierto fue el aguacero del naufragio. El que se mezcló con la arena y conmigo. Ese frío que parecia llegar de la luna. Esto que me acompaña.  El mar que me obligó a soltarlo todo.  Violento.
Estando  dentro, buscando algún acertijo cierto. Despertar en días de niebla.  Intentando creer el olvido. Mas no cierto.
Todo ha cambiado de lugar. Ni siquiera los voces de los otros son las mismas.

 Lo querido es un registro a mitad del bosque. Un tacto invisible.  Miento un poco. Ella  había estado ahí antes, un paso atras de mi. ¿Era cierto esto o no?  Conozco más este lugar desde el que escribo. Que cualquier realidad.







10.8.13

pronto

.




Ahora  todo alcanza el ritmo vertiginoso,  y es  andar de  paisaje, vistiéndose el pecho de pájaros. Preciso construir ese nuevo lenguaje. Mirarte semi-cerrando los ojos,  sin sospecha.





.

10.7.13

mapear al corazón


A quien dijo tener el mirar de mi mundo

Sería reconocer a que parte llegaste. Pasadas ya  miles de horas. Si supiera cómo, haría cálculos matemáticos, para entender si existe posibilidad de despertar sin pensar siquiera su nombre. ¿Pero de qué valdría? Tan solo puedo localizar a la intrusa en el mapa. Seguir de vez en cuando lo invisible de un gesto medio triste. Soltar desde la altura esa mirada. Creer quizá en los juegos de la imaginación y anhelar con todo su libertad.


.

11.5.13

acá ha comenzado a llover a cualquier hora


En los mundos superpuestos, hay un tiempo en que vivimos cerca,
anduvimos por las aceras, merodeando al rastro, invisible.
Pero cuando te vi,  sólo fui capaz de sospecharlo, hubo entre lugares un lapso de toparte de frente, sin dar por enterado la cercanía no forzada.
Y quién sabe quizá, si realmente nos recordemos, o cuánto rato más pasará hasta inventarnos.

.

4.5.13

Mayo por adentro

El tiempo como ilusión sucede,  los días de frecuentar los espejos, la prisa en donde con costos sabemos hacia cual lugar mirar.
Pero llega un día, cualquiera, en el que es más valido mirar al otro, que al espejo. En el que el ritmo de la prisa lo marca el viento y  percibimos como trama de seda que hemos sido liberados de algo.
Podríamos contabilizar los días, pero no tendría sentido el acto.
Y quizá haga falta un solo paso más, para darle la cara a ese vacío inmenso, ese sito que realmente nos contiene. Percibir sin espejos que hemos girado. Agradecer entre las entrañas lo recorrido.

2.5.13

descripción de los pasos


Me decís adiós, como quien viene de un largo trayecto de siglos. Quedas detenida una fracción de instante, mientras yo sonrío como quien recuerda que se le abre el mundo adentro.
Sin distinguir de cual lado está la realidad.

24.4.13

Vuelo aéreo

El destino, no lo sabremos nunca.  Atrapados en devenires, tan nuestros como la sangre.
De madrugada todos los recuerdos me exigen el olvido.
Aún no resuelvo como quisiera miraran mis ojos.
Desde cuál sitio aprender a desprenderse.
A qué lugar llegar, si es eso posible.


11.4.13

a veces quiero saber adónde vas



Ninguna dirección se encuentra afuera, afuera hay solo señales de distintas formas, apuntando hacia distintos rumbos.
Y eso no significa nada más que señales apuntando a distintos rumbos.
¿Qué función tiene una brújula?  
Recordar acaso este asunto de que vivimos en un mundo polar, lleno de contrariedades.
Hacer que pueda decir: allá está el sur, y señalarlo con mi mano, notar que conforme transcurre el tiempo la tierra avanza y lo antes encontrado en un lugar ha sido revuelto. Y que nos hemos visto girados nosotros. Y equivocarse por grados y buscar entre sospechas, y hacer interpretaciones libres de los acontecimientos. Para quizá decir: no quiero saber dónde estas. No me des ningún punto de referencia de lo que fuiste. Afuera hay solo señales. Y hace muchísimos grados que no te veo la sombra.

9.4.13

diálogo convexo






M - Desde que volví a nacer he pensado todos los días en vos.

Q - ¿Y como te ha ido con eso?

M- ¿Lo de pensar en vos o lo de volver a nacer?

Q- ¿Cuántas veces has nacido?

M- Desde que pienso en vos, todos lo días.








22.3.13

.



No puede uno resistir a veces a tanto silencio, inducido. Quizá por otros, o uno mismo disfrazado.

Aunque acá sea sólo ahora y sea de noche, por un instante.
¿ Qué es una noche en medio de todo un instante?

Hay días que dan ganas de contagiarse los ojos, de unos que sepan mirar, si es que saber mirar es aún posible. ¿Qué importaría tanto silencio?



.

27.2.13

.




El mundo boca abajo.

El mundo cuerpo a tierra, su propio pie lo aplasta.
Quién ha de levantar al mundo.








.

25.1.13

a flor de piel

.



M- ¿Hay días en que solo del viento es posible agarrase, te has dado cuenta de eso?
Q- ¿Qué hostil el mundo a veces, no?
M- Y, lo que pasa es que te despierta mas lo sensible la ventolera.
Q- Habla en voz bajita, ¿lo oís?
M- Tenes razón, es muy hostil el mundo a veces.








.

21.1.13

diálogos convexos



M- Se siente sólo desde adentro.
Q- ¿De que hablas? 
M- De afuera. De lo que se ve.
Q- Se percibe.
M- Maso menos.
...
M- ¿Qué será sentir el mundo desde afuera?
Q- Verse como otro, quizá... Es que por afuera el mundo no es nada.
M- ¿Te parece que por afuera el mundo está hueco?
Q- Puede ser.
M- ¿Decís que es solo vacío?
Q- ...

16.1.13

hay días en que ella no puede dormir


.


hay un tiempo que va mas allá de un reloj
un paso que va mas allá de llegar
unos ojos que van mas allá de un puedo mirar
una voz que va mas allá de su propio sonido
una ausencia capaz de estar presente dentro
un gesto capaz de reducir tanta distancia a un instante luz 
¿que tan sordo tendremos el sentido?







.

14.1.13

diálogos convexos


.

M - Hay algo que va a maso menos así ( hace el gesto de explicar, pero se detiene gira de gesto ) (Busca algo, pero no sabe dónde mirar) ¿tendrá algo que ver con el magnetismo? ¿o es resonancia?
Q -  Decime, ¿estas hablando otra vez del corazón?
M - No lo sé.
Q - Es que se escucha.
M- Hoy caminé por una  calle por la que no puedo dejar de pasar. Creo que hay una parte de mi que está aun ahí pasando.
Q- ¿Y no entendes ?
M- ...


.

12.1.13




Acá está el tiempo, mi  paisaje de trayectorias que no acaba nunca. Esa música de nubes a media noche penumbra. Acá está esa ciudad,  ese instante desde la ventana donde me vez cruzar la calle,  hasta no verme mas, causa de la fuga. Se vuelve roja la ciudad de noche. Tendré que comprender eso sola. Vuelve la niebla y creo que te quedas detenida un rato en la ventana, y que solo un carro sucede. Yo sigo caminando me invade la niebla,  me detiene. Ya no queda mucho.  Pienso que te deje sola en mi lugar. Que salí para que me detuviera la niebla.  Para quitarme la certeza de saber si vas estar ahí cuando llegue.




foto: Mariana D Sáenz


5.1.13

al comienzo de un otro



Siempre van seguidos los finales de algo más, ya sea de este lado o del otro, vida o muerte, lo escribo para entenderlo. Escribo porque lo esencial es invisible, pero vivimos atrapados en el mundo de los objetos y sus devenires. Escribo porque imagino demasiado. ¿Se inunda más el mundo de ausencias cuando se le escribe? ¿Por qué a veces me parece que me esperas adónde aún no estoy? Adónde aún ni vos estas.  Es que nos entrampa el tiempo. Mi ausencia se queda detenía, te ve. Así como aún no miro. A veces creo ser la parte de mí que me hace falta.  Escribo con el afán de que no sea todo mentira.




.




¿hay algo que recordar?

. El misterio quizá no se encuentre en las estrellas sino en aquel ser que levanta la cabeza para mirarlas entre abriendo su boca sal...